lunes, 17 de diciembre de 2007

NOCTURNA (SI..SI.. DE NOCHE) 13.12.2007

¿Te apuntas a una ruta nocturna? Oye que bien, ya tenía yo ganas de rodar de noche.

La verdad es que el único que se lo había tomado en serio era yo. Llevé unas luces que ya las hubiera querido un Jumbo, lo que no me impidió ir despacio y con cuidado, o sea al contrario que el resto de la panda, que iban como alma que lleva el diablo. Sería que como llevaban unas lucecitas de juguete no veian las zanjas ni las piedras, yo creo que ni se dieron cuenta que era de noche.








Menos mal que me esperaban de vez en cuando, por lo menos me daba tiempo o sonarme el moquillo que se me caia con el frío.
Me lo pasé bomba, una noche cojonuda, unos 65 kms., así a lo tonto.

domingo, 2 de diciembre de 2007

LA BARRANCA- BOLA... y más. 01.12.07

Como decía le filosofo depende, no es lo mismo contemplar que comparar. Si me contemplo voy cojonudo, subo a buen ritmo, bajo medio decente, incluso a veces paso por los pedruscos como si flotara.... pero si me comparo mejor ni hablar, el resto del grupo sube mejor y haciendo el caballito y bajan como motos y haciendo el caballito.. con la rueda delantera, mejor ni mirarlos que ni a la hora del bocata te dan cuartelillo.

Hoy me he juntado con una pandilla de bikers cañeros, ni siente ni padecen, y estoy seguro de que hasta tienen pelos en las piernas, estos son los titanes : Migueliño, Eugenio, Lobo, Jimboo, Osnofla, Julio, y Antonio. No he tenido mas remedio que disimular y silbar como si nada... yo puedo con esto y con mas.













Como el que no quiere la cosa hemos completado una ruta extraordinaria, buenas subidas, rápidas bajadas, nieve, hielo, bocatas y birras.

Tranquila subida por la Barranca para calentar, descenso rápido, Ventorrillo. El Calvario, duro como siempre, yo he tenido que echar pie a tierra en algún momento, nunca consigo hacerlo de seguido. El grupillo sube haciendo series, solo Alfonso, Eugenio y un servidor disfrutamos del paisaje. Ya en Navacerrada el frío arrecia, aunque la dura subida de cemento hasta la Bola mantiene el cuerpo acalorado. Consigo hacerla del tirón. La Loma del Noruego alucinante, medio nevada medio helada, hemos bajado muy rápido hasta Cotos. Parada y avituallamiento antes de enlazar por carretera con Navacerrada. Remontamos las Cabrillas y bajamos por la tuberia, unos disfrusufriendo y otros disfruvolando. La senda Ortiz es un visto y no visto, y para rematar un senderillo apenas marcado entre los pinos que nos deja junto a los embalses del Hotel, fin de ruta.
Apoteósico, gracias colegas ha merecido la pena madrugar.