viernes, 30 de abril de 2010

domingo, 18 de abril de 2010

LA PEDRIZA - 17-04-2010

La ruta Biciglotona se ha suspendido por la lluvia, pero yo tengo ganas de campo, asi que me cojo el macuto y me voy a patear un poco el monte. Cerca de las 10 echo a andar desde Cantocochino, que hace mil años que no paseo por La Pedriza, sin bici, andando como los clásicos. Voy tan equipado que parezco un profesional, asi que para disimular me cojo el paraguas, mas que nada por dar que hablar, y por que llueve claro y no me apetece ir encapuchado todo el camino.
Como no tengo un objetivo definido de entrada tomo la senda que asciende hacia el Collado Cabrón, y a buen ritmo llego hasta la cima. Alli las señales me llevan de vuelta, pero pregunto a un par de excursionistas protegidos bajos unas lanchas y me indican la senda que me llevará hasta los Llanillos, aquí el camino es mas cerrado y está inundado por el agua que corre desbordada por toda la ladera. Desciendo hasta el cruce de los Cuatro Caminos y sin encomendarme a nadie tomo una senda que esta señalizada y que veo bien marcada en el Gps, no hay perdida, voy directo a la encerrona.
Un subidón de cuidado, mas de 800 mts de desnivel, muchos tramos con piedras empapadas, incómodos y hasta peligrosos, todo por no volverme por el mismo sitio. Al final llego a la cuerda de las Milaneras, vamos que se me acaba La Pedriza. En medio de un paisaje fantasmal, entre canchales, nieve y niebla – que no me falte de nada- sigo las señales de PR, para descender por las cercanías de Cancho Centeno, pero allí me encuentro con un paso imposible de bajar sin cuerda, que es lo que están haciendo unos colegas que me encuentro, ellos subiendo, asi que no queda mas remedio que volver por el mismo camino.



















Triscando como las cabras entre las piedras y bastante cansado, desciendo con prudencia nuevamente hasta la encruciajada, y aunque llevo los pantalones y las botas empapados (el paraguas hace rato que se suicidó harto de servir de bastón) de perdidos al rio, y cojo el desvio que me lleva hacia el arroyo de la Ventana. Ya llevo las piernas un poco temblonas del cansancio pero me apetece recorrer esta senda que hace años (muchos años) recorría domingo si, domingo también, El Tolmo, Refugio, El Yoyo, Pradera, La Familia, jopeta que tiempos aquellos, los findes del camping gas.
Por fin termino casi a las 5 y media, vaya tela. Un merecido bocata de tortilla y una cerveza, asi, sin remordimientos… ha merecido la pena

lunes, 5 de abril de 2010

VIA CRUCIS POR SEGOVIA 2/3/4..4..2010

Viernes de palizón, sábado de remojón y domingo de calvario, nada de gloria, sólo consiguió resucitarnos un plato de huevos fritos y unas jarrillas de cerveza. El tema fué mas o menos así : un par de inconscientes sobrados de ánimo pero escasos de fuerzas deciden pasar la semana santa rodando en bici por las llanuras segovianas, consiguen un track con muy buena pinta ( gracias al blog de Alakan : http//alakan.wordpress.com ) y allá que se van tan contentos.
VIERNES - 2.4.2010
Partimos de La Granja, descendiendo hacia el cauce del rio Eresma por un divertido sendero algo embarrado que culebrea pizpireto junto al rio y el embalse. Luce un sol primaveral que a duras penas consigue templar el ambiente frio y húmedo. Los patitos y los sugerentes reflejos en el agua nos acompañan en este tramo tranquilo y relajado.
En Palazuelos el fuerte olor que despiden las instalaciones de Dyc invitan a coger unas patatas fritas y sentarse a charlar o jugar al mus, como no tenemos baraja (ni papas) continuamos nuestro camino, que ahora nos lleva cambiando continuamente de sentido entre las vallas que delimitan las fincas ganaderas por pistas embarradas y a veces directamente sobre praderas encharcadas. Llegamos al rio Pirón donde un sendero asciende entre los árboles por su margen izquierdo, por donde circulamos acompañados del rumor de sus aguas recrecidas por las últimas lluvias que dan vistosidad a un par de cascadas que amenizan el paseo.
La primavera apenas empezada apenas ha hecho brotar las hojas, pero las praderas lucen un verde intenso, que es mas evidente cuando entramos en la Hoz del rio Viejo rodeados de abruptos acantilados de roca rojiza y oscuros bosquetes de sabinas, desde donde graznan cornejas y rapaces. La salida del barranco es dura, una exigua rodada entre un tupido monte de encinas y espinos que nos dejan marcas en brazos y piernas. Al fin el ultimo trecho pedaleamos por carreteras secundarias, Turegano y su castillo, y cómodas pistas hasta la meta de hoy : Cantalejo. Alojamiento y respostaje; hay procesión, pero parece que la mayor parte del personal se va directamente al convite y los bares estan rebosantes, mientras la virgen pasea apenas acompañada por su séquito uniformado.
SABADO 3-4-2010
Frío y lluvia, el día perfecto para montar en bici. Desayunamos, dudamos, otro café y no nos queda otra que salir para mantener el tipo ante los parroquianos que nos adulan con la sana intención de que no desistamos...ale majetes que os vaya bien....¡¡ padre por qué nos has abandonado !!
A ratos calabobos, a ratos mojatontos, a ratos cagüentólaquestacayendo, conseguimos llegar a la Ermita de San Frutos situada estrategicamente sobre uno de los meandros del rio Duratón, con unas vistas impresionantes de los profundos cortados. Los buitres sobrevuelan, no sé si con aviesa intención, mientras desandamos la pista para dirigirnos a Sepúlveda, donde debemos recoger el permiso para circular por el sendero que recorre el fondo del barranco. Nos advierten que tenemos que acceder a la hora prevista y solo tenemos tiempo de tomarnos un tentempié a toda prisa, para después encontrarnos con que el guarda no está en el acceso...aquí voy a quedarme yo, con la que está cayendo, para esperar a este par de tolais.... así que directamente entramos en la senda larga, 12 kms de chaparrón, agua y barro, pero eso si, todo muy bonito eh¡ tendremos que volver cuando la sequía haga de las suyas.
Dicen que el cuerpo humano esta compuesto en un 90 % de agua..mentira, mentira cochina, el mío tiene como mínimo un 150 %, sin contar con el agua del bidón, así que a duras penas y acompañados de una dolorosa granizada conseguimos llegar al hostal, con dolor de culo, de piernas, y una tembladera que ni la Turmix(r). Una duchita, unas viandas, y la amarga espumilla de una mahou obran el milagro de la resurección.
DOMINGO 4-4-2010
Amanece otra vez nublado, pero es un manto de niebla que no parece peligroso, aunque hace un fresquete bastante desagradable. Lo peor es que estamos en un estado mas que lamentable, con el culo como un mandril, las rodillas oxidadas, y el resto del cuerpo no sé, no me lo siento, solo hay una cosa que ocupa mi cabeza...el jodido sillín. La niebla se disipa y el sol caliente timidamente nuestro pesado calvario.
Así durante 60 kms, penando como nazarenos par por fin volver al punto de partida, donde a pesar de todo lo celebramos como es de rigor, nos felicitamos por haber sobrevivido, y prometemos volver, como MacArthur. Han sido 190 kms disfrutados y sufridos como pocos, asi es esto de la bici, hay que estar a las duras y a las mas-duras.
Y ahora el documento gráfico :

SEMANA SANTA POR SEGOVIA from jose izquierdo on Vimeo.