lunes, 31 de marzo de 2008

VALLE DEL RIO MOROS 30,03,2008

En la cumbre del puerto de los Leones (el nombre correcto es Pto del Leon) hace un fuerte viento y un frio que pela, hay nubes amenazantes y encima hemos dormido una hora menos, hay que reconocer que nos gusta montar en bici.




Un par de kms de bajada por el asfalto te dejan tiritando, asi que en cuanto pillamos el camino pedaleamos a buen ritmo para entrar en calor. Se consigue cuando a la entrada del valle la pista se inclina y toca subir, ademas aquí se nota menos el aire y encima de vez en cuando un solete bastante agradable se cuela entre los pinos. Se está casí bien, aunque según pasa el tiempo la temperatura va bajando y el cielo se cubre casi por completo, de vez en cuando nos llegan algunas gotas arrastradas por el viento.





Todavia hay gran cantidad de manchones de nieve adornando el pinar, los embalses del valle estan practicamente llenos y varios arroyos bajan con un apreciable caudal, menos mal. Pocas y breves paradas, y un buen ritmo, y completamos la vuelta al valle en poco tiempo, lo justo para que la verdadera tormenta nos pille justo cuando enfilamos el camino de vuelta y nos empape en el tramo de asfalto que ahora nos toca remontar.
Arriba en el puerto el ambiente es invernal, una fuerte ventisca y una espesa niebla nos cubre, rapidamente guardamos las "herramientas" y a reponernos en el Meson.

GALAPAGAR, RUTA DE LOS EMBALSES- MIX 2007/2008 29,03,2008

Huyendo del frío, que mas de un@ tiene los huesos ateridos, nos quedamos lo mas lejos de la sierra que podemos, aunque para no caer en las rutas de vagos y maleantes nos decidimos por seguir la ruta de los embalses que cada año organiza el club ciclista de Galapagar. Tenemos los track de 2007 y 2008 y hacemos una mezclilla, pistas ysenderos a partes casi iguales.


Madrugamos y al tajo, los primeros kms son pisteros y cómodos, hasta llegar a una bajada brutal por un cortafuegos. Este tramo se suspendió en la ruta original pero entre nosotros hay gente con técnica y el grado suficiente de locura para disfrutar tirandose por la arenosa y pedregosa pendiente, los demas procuramos no caernos al bajar andando.






















Caminos y caminillos mas o menos degradados atraviesan vallejos y lomas acercandonos
hasta las orillas del embalse de Valmayor. Divertido sendero single-track por la orilla, revirado entre las encinas y poco mas antes de volver a Galapagar.

jueves, 27 de marzo de 2008

EL MOLAR-LA CABRERA 26.03.2008

Después del parón de Semana Santa encerrado huyendo del frio, salimos en plan casi tranquilo, a estirar un poco las piernas para irlas preparando para las rutas que nos esperan con la llegada del buen tiempo. Vamos a rodar por caminos conocidos, aunque añadiendo un poco de investigacion para ir conociendo nuevos trazados y paisajes, y parece mentira pero tenemos los paisajes salvajes aquí, al lado de casa.



Desde el Molar las pistas asfaltadas del CYII son ideales para ir de charleta un rato, hasta El Espartal, donde empezamos a circular por trazas nuevas para nosotros. El rodar es agradable y sin ningun problema llegamos a la carretera que asciende hacia La Cabrera, por donde circulamos un par de kms antes de tomar nuestro casi omnipresente GR.10, pocas rutas se
pueden hacer por Madrid sin pisar algun tramo de este sendero.




Empezamos a internarnos en un valle rodeado de aparatosos riscos, un arroyo cantarin corre entre el arbolado componiendo un entorno bucólico y agreste, aunque el tema ciclista se complica bastante. El sendero se empina hasta hacernos descabalgar y obligarnos a recorrer casi un km a patita, casi trepando y rebuscando el camino que se pierde entre multitud de peñascos y restos de troncos requemados de algun incendio, el Gps se torna casi inutil, aunque marca la direccion el sendero no existe y nos tenemos que guiar rebuscando las señales que quedan del GR, y algun montoncito de piedras, señal casi universal para localizar el camino.



















A medio trepar paramos casi agotados a descansar un rato y reponer fuerzas antes de conseguir llegar arriba, donde todavia tenemos que montar unos cientos de metros campo a traves porque
el camino está apoderado de hierbas, ademas nos encontramos varias vallas que nos toca sortear. Hacia tiempo que no nos tocaba patear tanto y estar medio perdidos entre las hierbas, esto es señal de que estamos otra vez en modo aventura "on".



Al fin el camino se vuelve ciclable y ahora es la lluvia la que nos visita, empujada con un viento racheado y desagradable. Pero como rapidamente cambiamos de direccion le convertimos en nuestro aliado, aunque cuando rachea de costado cuesta mantener la trazada. Esta zona, cercana a La Cabrera es muy gozosa de recorrer, muchas encinas, lajas de piedra, praderas, jaras y cantuesos, y un camino de arena apretada por el que se llanea comodamente hasta comenzar un brusco descenso hacia Redueña, donde retomamos las pistas del Canal. Esto ya lo hemos recorrido en muchas ocasiones, Venturada, Embalse de El Vellón, Pedrezuela y El Molar, fin de la ruta.

lunes, 17 de marzo de 2008

Moralzarzal-Telegrafo-Mataelpino 15.03.2008

Una ruta chula, subidas durillas, bajadas impresionantes, algo de pateo, senderos rapidos y
alucinantes, velocidades de vertigo con el viento de popa, sufrimiento con fuerte viento de cara,
fabulosos paisajes, cervecitas, y una compañía inmejorable… vamos la sintesis de la bicicleta
de montaña.

Eso ha sido la escapada del sabado, 12 Biciglotones que nos ponemos a pedalear apenas
pasadas las 10, subimos, algunos rapido otros mas tranquis, al cerro Telegrafo. Arriba el
fuerte viento no nos impide disfrutar de la panoramica, aunque molesta bastante. El descenso
es rápido. El repecho desde Collado Mediano se resiste hasta a los mas fieras, creo que ninguno
se libró de militar en la infanteria.




Momento barrita a orillas del Embalse de Navacerrada, protegidos del viento y al solito una dulce tranquilidad se apodera de los espiritus, alguien tiene prisa y rompe el encanto…¡¡vamos quese no echa el domingo encima.

El sendero de los Almorchones y el Gr.10 con sus piedras y regueros dan un toque picante
a la excursión y dejan una sonrisa de disfrute a casi todos. Con el viento de cola y el camino
picando en descenso se cogen unas velocidades increibles, y antes de daros cuenta estamos
junto a la zona recreativa de Manzanres el Real.




Es una pena que haya tan poca nieve, porque la vista de la sierra desde el sendero que asciende
por la ladera de las Viñas seria sublime, así se queda en grandiosa que no esta mal.
El yin y el yan, el placer y el dolor, el equilibrio.. Hasta aquí el gozo, ahora el sufrimiento. Un ventarrón se levanta como un muro que tenemos que escalar con todas las fuerzas que nos queden el peloton se estira y los ultimos kms se hacen eternos…
¡¡ Pepe, ¿Cuándo llegamos?.. ¡¡Pepe ¿falta mucho?.. Ale, Ale, venga que ya estamos.

viernes, 14 de marzo de 2008

BARDENAS REALES DE NAVARRA 11/12.03.2008

Escapada a las Bardenas reales, a pedalear y estrechar lazos paternofiliales, Jose Dad and Junior, usease mi hijo y yo.







Es una zona bastante peculiar, prácticamente un desierto, tiene grandes extensiones agrícolas ya que aunque parezca mentira el agua no es escasa , escondida en el subsuelo y formando pequeños arroyos y regatos. Lo que no hay es un solo árbol, salvo en las zonas limítrofres repobladas de pinos. El paisaje es un tanto monótono salvo enb alguno de sus rincones en los que los riscos arenosos se elevan bastantes metros sobre el terreno formando a veces caprichosas formas o grandes extensiones de badenes brotando como un sarpullido terroso, muy divertido para la bici. Multitud de barranqueras recorren la inmensa llanura ampliándose continuamente por el desmoronamiento de sus bordes. Tiene rutas señalizadas para Btt, y creo que está prohibido circular fuera de los itinerarios marcados, que discurren por aburridas pistas, anchas y sin problemas técnicos ideales en plan turista. Fuera de ellas la diversión esta asegurada, siempre que no te pillen los guardas, nosotros hicimos un par de trechos por cárcavas y cañones y no vimos a nadie.




En la primera jornada remontamos desde el pueblo de Arguedas por un barranco que seria de lujo si no fuera por el asfalto que cubre lo que en mi mapa todavia figura como pista. Mi hijo se alegra de que la cuesta arriba sea por lo menos cómoda. Desde la Ermita de la Virgen del Yugo se divisa una amplia panoramica de todo el Parque. Descendemos por la pista que se dirige hacia el Embalse de El Ferial, un poco incomoda por las arrugas y las piedras, y lo que es peor bastante aburrida. Esta zona conocida como Landazuria (tierra blanca en euskera) es abundante en campos sembrados y vemos la imagen surrealista del riego por aspersión en medio del desierto. Algunos cerros se levantan aquí y allá y sobrevuelan algunos buitres. Decidimos que ya hemos visto bastante y volvemos por otros caminillos un poco mas estrechos y con alguna cuestecilla para entretenernos. Nuevamente desde la Ermita descendemos velozmente por otra pista cementada que nos deja en el pueblo.




Segunda ruta, vamos a recorrer la ruta larga que rodea el campo militar instalado en el centro del Parque. Calentamos rodando por la carreterilla que lleva al poligono pero antes de llegar a las marcas de la ruta decidimos aventurarnos por la primera pista que encontramos y que circula junto o una ancha barranquera por la que corre un buen caño de agua. Vemos que el camino se
dirige hacia una finca vallada, por lo que tenemos que improvisar y tomar varias rodadas que campo a través nos van acercando hacia el "Castildetierra", un picudo monticulo muy caracteristico del parque. Para poder llegar tenemos que atravesar el barranco recorriendo por el fondo unos centenares de metros divertidos y sorprendentes.
































Ya en la pista, a nuestra derecha praticamente plana ,la zona militar, donde se escuchan ráfagas de disparos, estan practicando o fusilando a ciclistas descarriados..,glups..vámonos. A babor el paisaje es mas curioso, altos farallones de arena amarillenta, cuevas y barranqueras, solo falta una fila de Sioux coronando las cimas.
Convenzo a mi colega para desviarnos y recorrer la zona de El Rallón, revoltijo de cimas y cortados. Espectacular, esto si merece la pena ser visitado, y en bici más. Desde lo alto las vistas son de alucine, paisajes casi lunares, y el descenso en bici por un laberinto de areniscas es una gozada. Alguno de los pasos es de suicidas, no es nuestro caso y hacemos algun rato de pateo. Recorrer un senderillo separado apenas medio metro del barranco, y sabiendo que debajo esta lleno de huecos y muchas veces pasas por un puente de arena que no sabes si tiene un metro o un dedo de espesor, da bastante yuyu, y lo recorremos a toda pastilla pensando que así nos escaparemos si se desmorona.La diversión nos ha dado fuerzas y moral para recorrer el largo tramo de pista que nos queda para terminar la ruta.

jueves, 13 de marzo de 2008

Vuelta a la Sierra del Hoyo (corta) 09.03.2008




Hemos quedado los 2 preju (Sito y yo) y a última hora se ha apuntado Mario, con lo que son dos contra una, no me va a quedar mas remedio que apretar el culo y dar pedales sin descanso, estos van a acabar conmigo.


Ya de salida vemos como el camino esta "reparandose", mas ancho, menos baches, nada de charcos.. anticipo de lo que encontraremos despues en plena sierra. El que si esta igual de chungo es el senderillo que desde el Mirador sube hacia el Cerro Mirete.

Sierra del Hoyo, una de las muchas maravillas que se conservan cerca de Madrid, seguramente uno de sus rincones mas salvajes y solitario, lejos de masificaciones, altos lanchares y cuchillares, encinas, pinos y jaras. Es el reino de la piedra aunque tambien está empezando a sucumbir: la estrecha y retorcida senda que conducia hacia la cascada de Covacho ha sido arrasada por las máquinas que abren camino para instalar torres electricas, se acabó la diversión.




Pasado Hoyo de Manzanares solo queda pedalear girando poco a poco alrededor de la sierra, bordeandola por buenas pistas hasta el punto de partida. Como era de preveer hemos ido a toda caña, hacia tiempo que no sacabamos medias tan altas, cerca de 16 k/h.

lunes, 3 de marzo de 2008

PUESTA AL DIA

Vamos a ver que tengo esto sin actualizar… joé que poco cunde el tiempo. Voy a tener que resumir un poco telegráficamente algunas de las ultimas aventurillas pedaleras:


10-2-2008 . Patones-Cañon del Lozoya-Alpedrete de la Sierra.

Nos juntamos un buen grupo de biciglotones, aunque se dividió en dos, los olímpicos a la ruta larga y cuestosa, los torpedos a las risas y el relajo. Alguno se confundió de grupo (hay que estar atento Mario) y se rió mas bien poco. Tambien alguno/a del grupillo de tranquis las pasó canutillas... hay que entrenar más.





















La ruta es una gozada, entretenida, subidas, bajadas, llaneos,,, y todo por unos parajes y unas vistas panorámicas que te recargan las pilas a tope.



16-02,2008 Robledo-Escorial-Malagon



Por fin he conocido el muy renombrado sendero de las "zetas" de el Escorial.Me he juntado con los machacas del Foromtb y los machacas de Biciglotones, o sea lo mejor de cada casa, y yo de grumetillo.





Salimos de Robledo, subida apretada hacia el túnel de la Cañada. Pequeño descenso hasta Zarzalejo, primeras trialeras. Va a ser la primera vez que ruedo por la calzada de las Machotas en dirección hacia El Escorial, siempre lo he hecho al contrario, y es mucho mas divertido hoy, pica hacia abajo y se recorren a buena velocidad los revirados senderos, las piedras y el barro, incluso me he atrevido con el ultimo tramo de los pedrolos bestias.




















El Escorial, pequeño descanso mientras contemplamos un estanque en el que una garza se zampa un pez, visto y no visto. Las Zetas durillas pero accesibles, con paciencia eso si, las raices y las piedras me han hecho pisar el suelo alguna vez. Ultimos kms. de durisimo asfalto hasta coronar el Malagon. Todavia queda un duro ascenso hasta el Cerro de la Cabeza, donde sopla un viento helador. Trialeras imposibles y un caminillo increible que atraviesa la ladera nos deja en la Cruz Verde.
Arena, piedras, zanjas, hay que estar muy atento en la rápida bajada que nos lleva hasta los bocatas y las birras que nos esperan en Robledo.


23,02,2008 Robledo- Cuerda de la Parada-Almenara


Otra vez Nacho "Brújula" nos reclama desde su pueblo. Aunque esta zona de la Cuerda de la Parada la conozco bastante siempre hay oportunidad de conocer algun nuevo camino como así ha sido. La zona es genial para montar en bici y paisajisticamente es de lo mejor conservado de las cercanias a Madrid. Hay que disfrutarla a tope, que ya esta amenazada con la ampliación de la M.501.
Después de una buena ración de subidas y bajadas y cuando ya estabamos casi de vuelta se me ocurre proponer un cambio de rumbo, volvemos sobre nuestras rodadas y nos disponemos a dar la vuelta al Cerro de la Almenara con lo que la ruta se nos alarga, algo mas de 10 kms., y creo que alguno/a estaba haciendo un muñequillo con barba para pincharle con alfileres de vudú.
Además la subida desde la ermita de Navahonda y la bajada hasta Robledo está "repasada" por las máquinas y han eliminado todo rastro de piedras, quitando así la diversión a los mas técnicos. Lo que no han quitado ha sido la cuesta, así que todos a sudar.

01,03,2008 Valdelatas-San Sebastian de los Reyes (Dehesa Boyal)

Tenia ganas de conocer la finca de Valdelatas y no me ha decepcionado, aunque la zona es muy reducida se le pueden sacar unos cuantos kms. de rápido pedaleo por pistas y senderos a través de un frondoso bosque. Atravesamos despues zonas urbanas de Alcobendas y Sanse para llegar a la Dehesa Boyal, donde tengo un ataque de morriña recordando los paseos que me daba por aquí con mi bici de paseo y mi hija de 2.3 años sentada en su sillita detrás de mi… hace mas de 20 años. Otra ración de divertidismas veredas, aunque con un poco de precaución por la cantidad de gente que esta de paseo en este dia casi veraniego.



















02,03,2008 - Colmenar-Manzanares

Otra ruta en teoría tranquila. Nos juntamos 15 Biciglotones en la estación de Colmenar.
Es relajante pedalear rumbo al embalse de Santillana por unos campos verde intenso en los que sorpresivamente abundan los cursos de agua, no muy caudalosos pero si muy transparentes y llenos de berros.En las cercanias del puente medieval sobre el Manzanares hay una avería gorda -rotura de cambio- de una biker, y la excursión se ralentiza y avanzamos a tirones hasta Manzanares el Real. Como tengo algo de prisa nos juntamos un trio y decidimos adelantarnos al grupo y acabar la ruta solos. Lo que iba a ser un paseo se convierte casi en una contra reloj y aunque el terreno no es muy exigente nos exprimimos con un ritmo bastante curiosito. Lo divertido a ha sido la cantidad de charcas que hemos tenido que vadear, acabando con las zapas empapadas.