viernes, 20 de abril de 2007

TRES CANTOS-EL MOLAR-EMBALSE -COLMENAR (19.04.2007)

La semana pasada tuvimos que suspender la excursión sobre la marcha intentando escaparnos de la tormenta que nos rodeaba y, quedó demostrado que ella estaba mas en forma que nosotros, porque por mucho que corrimos nos cogió. Ya hacía tiempo que no nos mojabamos bien.

Tal que ayer : Previsión de buen tiempo con riesgo de tormentas según avance el día. Decidimos hacer una ruta sencilla, de rodar y evitar en lo posible el barro provocado por las últimas tormentas, y poder volvernos rapidamente en caso de mal tiempo: salimos de Tres Cantos, rodamos por el sube-baja pegados a la valla de Viñuelas hasta el vértice Valdelagua y enlazamos con la pista del Canal que nos lleva cruzando cerros y praderas verdeadas hasta las cercanías de San Agústin de Guadalix, donde bajamos hasta el río. Parece mentira lo que ha bajado el cauce en pocas semanas. Ahora toca subir hasta el vértice Atalaya del Molar, la cuesta se pega a ratos pero el asfalto ayuda a llevar ritmo.

Atravesamos el pueblo de el Molar. Parada técnica para proveerme de crema solar, ya que el Lorenzo apreta con ganas y la epidermis todavía esta blanquita del invierno. El camino que nos toca coger no existe, están de obras ( ¿deporte nacional? ¿quieren todos ser como Madrid?) y nos ponemos a investigar por un caminillo que ne principio tiene buena pinta.. muy chula la bajada pero pie a tierra en la subida, nos toca patear un buen trecho entre tramos de arena y pedruscos hasta el pueblo de el Vellón. Cruzamos la N.I y bordeamos el embalse de Pedrezuela que está lleno hasta el borde.. bueno todos están hasta el borde.. pero este hasta el borde superior de llenado.
Junto a la orilla paramos a repostar con un poco de fruta. Después descendemos hasta el barranco pasado el muro de la presa y circulamos por una pistilla muy agradable, entre árboles pajarillos y medio ambiente en general.

Poco mas adelante, y despues de haber recuperado la pista del Canal, volvemos a descender al rio en una zona de lo mas agreste y salvaje, un bosque cerrado de encinas sobre el que sobrevuela alguna rapaz.

Pasamos sobre un viaducto de una altura considerable , yo creo que a las jodias rapaces les hacian los ojos chiribitas pensando que lo mismo comian de gratis.

Las piernas van pesando, llevamos un ritmillo vivo, hace calor y se nos acaba el agua.

Enfilamos hacia Colmenar Viejo, donde reponemos líquido. De vuelta hacia el punto de partida descendemos por el valle del arroyo Tejada, con sus multiples vadeos se hace divertido aunque acabas bastante mojado. Solo queda la remontada hasta Tres Cantos. Han sido 87 kms.

Cerveza..s y bocata, vamos el típico día del prejubilator.






No hay comentarios:

Publicar un comentario