viernes, 12 de octubre de 2007

CASA DE CAMPO 11.10.2007

Un paraíso cercano (y que nos dure)
Parece mentira, hemos estado cienes y cienes de veces montando -en bici- por la casa de campo y cada día descubrimos algún rincon nuevo, pero esta increible mañana de este otoño tan agradable ha resultado memorable.

No sé si hoy la luz será velazqueña, pero ilumina un paisaje exhuberante. Con las últimas lluvias el verdor ha renacido y contrasta fuertemente con los primeros amarillos de los árboles caducos.








Nos dedicamos a explorar los senderos que nos van saliendo al paso, procurando evitar los que tenemos mas trillados, y conseguimos completar una ruta casi inédita para nosotros, y además muy divertida, con senderos ratoneros y subidas apretadas.
Por supuesto , para rematar, el avituallamiento en el Urogallo, un clásico que no puede faltar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario