martes, 12 de mayo de 2009

PARQUE REGIONAL DEL RIO GUADARRAMA 12,05,2009

Sin madrugar, con tranquilidad, y con el chubasquero, porque unos nubarrones sospechosos me estaban haciendo dudar, al final como siempre ha salido una ruta de lo mas chula, fácil y entretenida, y he rodado por algunos tramos inéditos.
La ribera del Guadarrama está increíble de verdor, a un lado el encinar de Romanillos y el bosque de ribera al otro, con altos y frondosos álamos y fresnos, una bacanal de trinos acompaña el dulce y cómodo rodar de los primeros kilómetros, algún que otro conejo aprovecha el frescor para echarse al coleto un poco mas de hierba y me observa con recelo y tensión, unos deciden salir corriendo pera ocultarse, pero otros me examinan disciplentes mientras me alejo.
El cielo se ha quedado despejado y se empieza a notar un calor un tanto húmedo, y me toca padecer mas de lo que esperaba en el prolongado ascenso desde la Escuela de Vuelo de Villanueva hasta llegar a la vieja carretera hacia Colmenajero. Al poco decido investigar por las vías pecuarias que descienden nuevamente hacia el río y atravieso por tramos semisalvajes, en algún tramo el sendero es apenas una huella de arena que zigzagea entre las retamas. Un zorro de aspecto raído y tiñoso surge de unos matorrales y se detiene unos segundos mirándome con rigidez antes de desaparecer de un salto.

Desde la Urbanización de las Cuestas me adentro en una zona que tenia ganas de reconocer, transitando por un magnifico monte de aspecto solitario y multitud de cárcavas y pequeños barrancos surcan el bravío paisaje. El bochorno ha hecho enmudecer a los pájaros, solo de cuando en cuando alguna paloma levanta ruidosamente el vuelo asustada por mi presencia.
Alcanzo la Cañada de las Merinas y un rápido descenso me lleva hasta el puente del Retamar, excelente lugar donde descansar y tomar el avituallamiento.

El frescor del soto acompaña el ultimo trecho de la ruta río abajo, completando así un agradable trayecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario