domingo, 13 de mayo de 2007

RUTA 13.05.07 - LA CABRERA - VUELTA AL CERRO EL PENDON

Ruta dominguera con el grupo. Todo el mundo tiene muchos compromisos ultimamente, a pesar de lo cual nos presentamos 5 a la cita : Jose2, Julian, Luis, Mario y Pepe ( has visto oye por orden alfabético, joé que precisión).

















Nos hemos presentado todos con ropa de abrigo, un poco por si acaso, pero al final nos hemos puesto hasta guantes largos. A ratos se agradecia, a ratos sobraba.

Sobre la sierra de La Cabrera flotaban unas nubes con pinta de estar como la politica, un poco crispadas, aunque al final no nos ha caido una sola gota. Eso sí bastante aire al principio de frente y a la vuelta de popa aunque como siempre que sopla a favor es mucho mas flojo que al contrario.

















Callejeando por el pueblo y subiendo por una pista de cemento llegamos al Convento de San Antonio, donde se toma el GR, un sendero estrecho y con tramos de zanjas y piedras que resulta muy divertido con un poco de tecnica, aunque nos toca desmontar mas de una vez.

































Anoche ha habido quien anoche se ha bebido hasta el líquido de la amortiguación y baja mas bien ciego, no diremos quien era (solo una pista: su nombre empiza por M).


Circulamos por una seria de pistas muy chulas y hay quien está tan entusiasmado que se baja a besar el suelo, no sé si se baja, se tira o qué pero besar lo besa (pista : su nombre empieza por Ju). No ha sido nada.




















Con unos paisajes increibles vamos rodeando el Cerro el Pendón, primero bajando hasta Miraflores y subiendo después por la Cañada Real hasta Bustarviejo, donde nos encontramos que están celebrando carreras de Bici. Como es muy cansado ver como la gente se cansa seguimos y ascendemos hacia el puerto del Medio Celemín. Sin llegar a coronar giramos hacia Valdemanco y aquí vista la hora decidimos acortar la ruta. Dejamos el resto de pistas para otro día y circulamos por asfalto hasta La Cabrera.

En resumen ha sido una ruta muy maja con senderos y pistas muy divertidas y unas vistas que merecen la pena. Para redondear, unas birritas y una chistorra en el Bar.


















Por cierto no sé si será el cambio climático o que se va a acabar el mundo, pero seguro que es una señal de algo : la primera vez en mas de 30 años que entro al Bar Mavi y no hay dentro Guardia Civil, llevo entrando desde mi tierna infancia y siempre, siempre, siempre, estaban o entraban o salian. Hoy ya no duermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario