jueves, 12 de julio de 2007

EL TRANCAZO

La enfermedad del prejubilator es una putada. No puedes tirarte el rollo en el curro "me duele todo" y de paso alargar el tema algún dia de extranjis. No le haces a nadie la faena para que por lo menos no seas el único en sufrir. Y encima mi santa no está en casa para darme mimos, calor y jarabe.
Vamos que me he tragado un trancazo deprimente de una semanita yo solito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario